Mejora la fibromialgia cambiando tu alimentación

Mejora la fibromialgia cambiando tu alimentación

La fibromialgia es una enfermedad que afecta a más de un millón de personas en España. Pero pese a esta altísima prevalencia, la fibromialgia continua siendo mayoritariamente desconocida para la población general.

La OMS define la fibromialgia como un dolor crónico y difuso con rigidez en los músculos que se acompaña con dolores específicos y trastornos del sueño. Y recientes estudios han revelado que 7 de cada 10 personas que sufren fibromialgia son obesas.

Fibromialgia y obesidad

En el podcast de esta semana hablamos de la relación que existe entre la fibromialgia y la obesidad porque se ha demostrado que ser obeso empeora significativamente los síntomas de la fibromialgia y el dolor crónico.

La relación entre fibromialgia y obesidad no es casual, y no responde solo a la falta de actividad física de los pacientes con obesidad. También tiene que ver con el estado inflamatorio de bajo grado que los pacientes con fibromialgia sufren en todo el cuerpo, eso propicia la sintomatología. Esa inflamación también está presente en la obesidad, así que cuando se juntan ambos estados inflamatorios el dolor en todo el cuerpo empeora.

Alimentos antiinflamatorios que mejoran la fibromialgia

Es cierto que existen alimentos antiinflamatorios y alimentos proinflamatorios, pero el máximo potencial antiinflamatorio de la alimentación lo conseguiremos a través de cambios globales en la dieta.

El cuerpo necesita de la alimentación para poder generar por sí mismo sustancias antiinflamatorias que mejoren el dolor, y para ello necesitamos dotarlo de herramientas nutricionales.

Entre los alimentos que ayudan a mejorar los síntomas de la fibromialgia encontramos los siguientes:

  • Pescado azul: la mayor fuente de Omega-3 que podemos encontrar en nuestra alimentación. El pescado azul contiene grasas saludables muy importantes para generar sustancias antiinflamatorias en el cuerpo.
  • Frutos secos: especialmente las nueces.
  • Semillas: en especial el sésamo y la chía.
  • Aceite de oliva virgen extra: contiene grasas saludables y oleocantal, un antiinflamatorio natural.
  • Hierbas aromáticas: fuente de ácido salicílico.

Además, para prevenir el cuerpo del estrés oxidativo que provoca inflamación en los tejidos es importantísimo tomar muchos antioxidantes. Para ello, debemos aumentar significativamente nuestro consumo de vegetales, frutas y legumbres, que son los alimentos que más antioxidantes contienen.

Aprende a cuidar tu alimentación para mejorar la fibromialgia

Si quieres saber más sobre la relación entre fibromialgia y obesidad, y te apetece aprender cómo puedes cuidar tu alimentación para mejorar el dolor, te recomendamos que escuches el capítulo de esta semana de El Podcast de la Doctora Torrejón. En él la Dra.Torrejón conversa con la Dra. Laura Arranz, nutricionista experta en fibromialgia y autora de diversos libros sobre el tema como La dieta para el dolor o Fibromialgia, nutrición y calidad de vida.

iVoox: https://go.ivoox.com/rf/77586369

Spotify: https://buff.ly/3GGks2j

Apple Podcast: https://buff.ly/3BsN8YY

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *